Terapia para adultos

La terapia que hago tiene una base inter-relacional, es decir en la capacidad de crear una relación de dos personas como campo de referencia para la resolución de los conflictos. Ofrezco escucha profunda, empatía, y compasión. Un trato cordial y respetuoso. Mi intención es acompañar a cada persona hacia la esfera de todas las posibilidades positivas que existen en su vida.

Integro en mi trabajo la respiración, la postura, el trabajo en camilla con la sanación y la osteopatía craneo-sacral upledger. En el trabajo terapéutico busco integrar la esfera espiritual. Creo que tenemos un Gran Yo, o un Self, una Esencia, un Núcleo espiritual que es quienes somos mas allá de nuestra personalidad. Hoy sabemos que nuestra mente tiene partes, y  que  éstas se armonizan con el Ser central —la Esencia, el Self, alma—de cada uno que es quien lleva la coordinación de toda la familia interna. A veces necesitamos mediar y resolver conflictos entre estas partes de la mente, del mundo interior, que son tan tangibles y poderosas como lo es el mundo exterior en el que vivimos. A esta terapia, creada por Richard Schwartz, Ph.D., se le conoce como IFS, en inglés o Sistemas de la familia interna, en español.

La ética profesional es parte integral de mi trabajo. Pongo mi mejor esmero y muchas herramientas al servicio de su búsqueda de sanación y crecimiento interior. El objetivo es que usted acceda a una sabiduría más amplia de sí mismo que yace en su interior. Este es nuestro marco de trabajo en las sesiones conmigo.

Las sesiones pueden ser puntuales, semanales, cada quince días o una vez al mes según lo requiera el caso y la relación.

A lo largo de mis sesiones la visualización, la respiración, el movimiento y la expresión emocional son parte integra del viaje curativo.

Los trabajos de camilla, con la sanación, son opcionales y hemos de hablar acerca de sus expectativas y de las posibilidades de mis terapias con tratamientos que se intercalan o combinan pero que no se mezclan entre si.